26/01/2021 numero usuarios registrados numero usuarios registrados 35 online numero usuarios registrados 17421
  
ver ruta Arguiñano - Elimendi
autor: Rey Bacaicoa, Javier
Fecha de realización: 27/07/2007
Última actualización: 04/08/2007 
 
mide
Método de Información de Excursiones
Riesgo del Medio Medio Hay más de un factor de riesgo
Dificultad en el Itinerario Itinerario Sendas o señalización que indica la continuidad
Dificultad en el Desplazamiento Desplazamiento Marcha por caminos de herradura
Cantidad de Esfuerzo Esfuerzo De 3 a 6 h. de marcha efectiva
ver ruta Forma: Circular
ver ruta Zona: Tierra Estella
Descargar el track Descarga el track
Añadir a favoritos Añadir a Favoritos
Recorrido realizado He realizado el recorrido
Contactar con el autor Contactar con el autor

Distancia
11,47 km
Tiempo
2 h 43 '
Km Pista
6,65 km
Km Senda
4,82 km
Desnivel Máximo
 
533 m
   
Tramo máx de ascenso 500 m Acumulado de ascenso 533 m
Tramo máx de descenso 533 m Acumulado de descenso 533 m
   
 
Opiniones (1)

Arguiñano - Elimendi - Vidaurre - Arguiñano(recorrido)

Descripción General de la ruta

«La Artesa» es un nombre que ha surgido de manera artificiosa en el último siglo para un monte cuya característica silueta llama la atención desde lejos. Cuando nos acercamos por el sur a la zona de Muez - Riezu, después de bajar el puerto de Etxauri en dirección a Estella, una elevada silueta con forma amesetada nos llama la atención en las crestas de Andia.
Se trata de Elimendi. Sin embargo su doble cima con una ligera depresión entre ambas ha popularizado ese nombre (La Artesa), con el que mucha gente lo conoce.
Para llegar a esta cima podemos intentarlo desde diferentes localidades. Lo habitual es hacerlo desde el sur, bien sea desde Vidaurre, Guembe o Arguiñano. Desde éste último pueblo describimos la ascensión, un tanto cansina en principio al discurrir por una pista de grava que nos lleva hasta la base de su laderas más empinadas. Lo mismo sucede si lo hacemos desde los otros dos pueblos. Sin embargo el entorno del monte, al final, cambia por completo nuestra percepción de la excursión. En breve trecho podemos rodearlo por su base para ver los cambios que la orientación geográfica puede producir en el tipo de vegetación que crece en sus laderas (zonas de monte bajo, hayedos, afloramientos rocosos e incluso un amplio rodal de repoblación de coníferas). Al otro lado, hacia el norte, se extienden ya los paisajes típicos de Andia. Precisamente desde el norte llega otro posible itinerario, partiendo de Munárriz, que probablemente en el futuro intentaremos, con visita previa al monte Zoiolagaina, su vecino septentrional.
La excursión permite diferentes variantes que se describen también junto con el camino, como la posibilidad de volver por Vidaurre, la de utilizar dos vehículos o la de dar la vuelta completa al monte y descender por la misma pista que hemos utilizado en la ascensión para regresar directamente a Arguiñano.