19 de noviembre 2017 numero usuarios registrados numero usuarios registrados 84 online numero usuarios registrados 14572
  
ver ruta Bigüezal - San Kiriko
autor: Rey Bacaicoa, Javier
Fecha de realización: 23/02/2007
Última actualización: 18/03/2007 
 
mide
Método de Información de Excursiones
Riesgo del Medio Medio El medio no está exento de riesgos
Dificultad en el Itinerario Itinerario Sendas o señalización que indica la continuidad
Dificultad en el Desplazamiento Desplazamiento Marcha por caminos de herradura
Cantidad de Esfuerzo Esfuerzo De 1 a 3 h. de marcha efectiva
ver ruta Forma: Ida y vuelta
ver ruta Zona: Montaña Noreste
Descargar el track Descarga el track
Añadir a favoritos Añadir a Favoritos
Recorrido realizado He realizado el recorrido
Contactar con el autor Contactar con el autor

Distancia
6,38 km
Tiempo
2 h 03 '
Km Pista
0,15 km
Km Senda
3,03 km
Desnivel Máximo
 
371 m
   
Tramo máx de ascenso 232 m Acumulado de ascenso 385 m
Tramo máx de descenso 14 m Acumulado de descenso 14 m
   
 
Opiniones (1)

Bigüezal - Dolmen de Faulo - Ermita de San Kiriko(recorrido)

Descripción General de la ruta

En el extremo occidental de la sierra de Illón se levanta la ermita de San Kiriko, visible desde lejos por su estratégica situación.
Constituye un punto de referencia para los viajeros por carretera que bajan el puerto de Iso hacia el Romanzado y el valle de Salazar.
Tradicionalmente los grupos de montañeros ascienden a la misma desde Navascués o Bigüezal con intención de hacer travesía entre ambas localidades.
Hacia el norte las laderas están cubiertas por hayedos que bajan hasta la boca del barranco de Benasa. Hacia el sur la vegetación mediterranea cubre las laderas más iluminadas. Un mosaico de pino silvestre y roble pubescente, con un alto porcentaje de superficie cubierta por matorral mediterraneo tapa un terreno áspero, con suelos donde aflora con facilidad la piedra suelta.
El camino aquí descrito se inicia en Bigüezal y sube primero hacia el cementerio. Después continúa con algunas curvas que cambian su dirección entre nordeste y noroeste.
A mitad de recorrido alcanzamos un punto donde aparece de pronto la loma que termina en San Kiriko y giramos para descender unos metros antes de volver a subir la última ladera. Este es el punto donde se encuentra el dolmen.
Después tomamos contacto con los pinares, a través de los cuales alcanzamos con facilidad la cima.
Una corta excursión que se puede prolongar, como decimos, con travesía de descenso hasta Navascués.